Skip directly to content

Epidemiología

Es probable que el rápido envejecimiento de la población mundial sea especialmente evidente en los países industrializados, como Japón, Italia y Alemania, donde los adultos de 65 años y mayores representaron el 20 % o más de la población en 2010 y donde se espera que los de 60 años y mayores constituyan más del 39 % para el año 2040 (Figura 2).1 Sin embargo, la carga económica y social puede ser aún mayor en los países con ingresos bajos a medios, donde los adultos mayores representan al menos el 15 % de la población y el ingreso per cápita en 2005 fue inferior a USD 10 000 (Figura 3).1

 

Figura 2. Adultos de 60 años y mayores, como porcentaje de la población en 2010 (barra azul) y 2040 (barra roja). Fuente de datos: División de Población de las Naciones Unidas, Perspectivas de la población mundial, revisión de 2010. Naciones Unidas, 2011.1

La ECV, la causa principal de muerte en hombres y mujeres a nivel internacional, fue responsable de más de 17 millones (30 %) de todas las muertes mundiales en 2008. Para el año 2030, se espera que las muertes relacionadas con la ECV superen los 23 millones, de los cuales la mayoría serán atribuibles a ECV ateroescleróticas, EC y accidente cerebrovascular.13 Si las tendencias actuales continúan, más del 80 % de las muertes relacionadas con la ECV se producirán en países de ingresos bajos y medios, donde el acceso a la atención médica preventiva es limitado, y se espera que el 71 % de la población anciana mundial de más de 1,2 mil millones viva en 2025.13,14 A partir de 2020, se puede esperar que estos cambios demográficos aumenten significativamente los gastos de la atención médica y de la atención a largo plazo.1

 

Figura 3. Tendencias de mortalidad globales proyectadas por categoría de ingreso.1

Actualmente, en Estados Unidos, más de 1 de cada 3 adultos (83,6 millones) tienen una forma no congénita de ECV, y casi la mitad son mayores de 60 años.4 Entre los estadounidenses de 60 a 79 años, más del 70 % tiene ECV, y en el caso de hombres y mujeres mayores de 80 años, las tasas son del 83 % y el 87 %, respectivamente.4 Entre las edades de 65 a 74 y de 85 a 94, la incidencia de ECV entre los estadounidenses es más del doble en ambos sexos (Figura 4).4

 

Figura 4. Incidencia de la ECV por edad y sexo. Fuente: National Heart, Lung, and Blood Institute.4