Skip directly to content

Conclusión

La albuminuria es un factor de riesgo independiente de ECV, mortalidad relacionada con ECV y mortalidad por cualquier causa. Incluso los niveles de excreción renal de albúmina inferiores al umbral de diagnóstico típico se relacionan con un riesgo mayor. La concentración de albúmina en la orina es un objetivo de tratamiento, y se puede intensificar la terapia para lograr un nivel de albúmina objetivo, independientemente de la presión arterial del paciente. Los agentes que tienen como objetivo el SRAA son de especial importancia para el manejo de la PA en pacientes con albuminuria y producen una reducción mayor en la ECV y la ERC de lo que se sugeriría por los efectos de la presión arterial sola. En las pautas de manejo basadas en la evidencia de KDIGO y ESH/ESC, se recomiendan inhibidores de la ECA y BRA como opciones de tratamiento de primera línea para los pacientes con albuminuria. Otras recomendaciones basadas en la evidencia para los pacientes con albuminuria incluyen controlar la concentración de glucemia, reducir el consumo de sal, reducir los lípidos con estatinas y mantener un peso corporal dentro de un intervalo saludable.