Skip directly to content

Resumen

Se espera que el número de personas que padecen ICC en el mundo aumente a medida que las poblaciones envejezcan y a medida que las poblaciones rurales se vuelva más urbanizadas. La insuficiencia cardíaca crónica causa muchas hospitalizaciones, pérdida de productividad, mala CDV y muerte prematura en las personas y las sociedades. La ICC surge como consecuencia de una enfermedad cardíaca subyacente, y aunque algunos pacientes tienen defectos cardíacos no modificables, la mayoría desarrolla ICC después de años de una ECV relacionada con hipertensión y ateroesclerosis. El manejo de estos factores de riesgo, así como la obesidad y la diabetes, puede reducir el riesgo de desarrollar ICC sintomática. Cuando los pacientes presentan ICC sintomática, las terapias médicas recomendadas son IECA o BRA, betabloqueantes y ARM. Cabe destacar que estas intervenciones han demostrado reducir la mortalidad y hospitalización entre los pacientes con ICFEr.